martes, 10 de abril de 2018

Opinión. A Propósito de la Visita de Tagliaferro a Colombia: Por qué no Repetir en Morón los Fracasos de Medellín

(De Nuestra Redacción) A partir del reciente viaje (no informado) de nuestro Intendente Local a la ciudad colombiana, nuestra redacción consultó a diferentes especialistas en Políticas Públicas sobre qué lecciones deberíamos aprender para no tener que importar un nuevo fracaso de gestión.

Vista Aérea de la Colosal Biblioteca Parque España en Medellín
Una Agenda Desarrollista en la Tierra de los «carteles»

(De Nuestra Redacción) La necesidad de construir agendas de desarrollo suele ser un desafío atractivo para cualquier gestión local, sin embargo la dificultad de no tener una caracterización adecuada de los modelos suele ser un problema que tiende a engañar a la ciudadanía.
Medellín es la ciudad cabecera del Departamento de Antioquía. Reconocida en los años ‘80 por el famoso Cartel de drogas que comandaba Pablo Escobar Gaviría, esta ciudad ubicada a 1800mts snm y con una forestación que une el eje cafetalero a las sierras noroccidentales, es la paradoja de cómo fracasar en la domesticación de la naturaleza.
En distintas series de televisión hemos visto esa mezcla de santo popular de la ilegalidad y patrono de la cocaína que caracterizó al excéntrico jefe narco. Sin embargo, muerto Escobar y desactivada su red, la imposibilidad de contener el flujo de drogas hacia paramilitares y guerrillas rurales generó una catástrofe que duró más de 30 años. Estos desplazamientos humanos y continuas rutinas de asesinatos entre carteles se financiaron con ayuda del millonario «Plan Colombia» de EE.UU. durante las administraciones Bush/Clinton/Bush y la intervención directa de la CIA.
Asimismo, durante la década posterior, la difícil relación entre desarrollo humano y financiamiento urbano, cimentó una Alcaldía (nuestra acepción de Municipio) que quiso integrar las poblaciones marginales con obras faraónicas que sólo endeudaron más a la sociedad. El cerro Moravía, uno de los principales asentamientos informales de América Latina y similar en antigüedad a las favelas cariocas, pudo integrarse al ejido urbano con la conexión del Metrocable, el Metro costero y el Parque Enví (una reserva ecológica similar al INTA).


El Fracaso de la Bibilioteca Parque España

Pero allí en el Cerro impresiona la Biblioteca Parque España, un mastodonte negro que irrumpe cual cubo extraño en un paisaje de siluetas amarronadas y casillas de ladrillos. La primera impresión que le queda al turista es que esta Babel de hormigón se creó sin pensar en la integración barrial ni reporta ningún beneficio cotidiano o de mediano plazo, porque está en constante refacción y peligro de derrumbe. Actualmente 2.000.000 de pobladores aún no saben leer ni escribir (2,8% según cifras de la Gran Encuesta Integrada de Hogares y el programa Medellín Cómo Vamos) y la Biblioteca permanece allí, como un recuerdo de la agenda pendiente en inclusión.

Algunas Comparaciones Incómodas

La ciudad se halla dividida en 2 por el Río Medellín y las autopistas que la unen. Es una metrópolis de embotellamiento cotidiano: Al estar en un valle, la ciudad tiene un problema crónico de tráfico y contaminación audiovisual y sonora. 
Imaginemos si le sumamos un tren como el Sarmiento que está en proceso de soterramiento o el boom inmobiliario que recorre las pequeñas Localidades como Haedo, Villa Sarmiento o Palomar. 
Las esculturas del artista Fernando Botero, matizan el paisaje de la plaza principal. Rodeada de museos, edificios públicos, comercios y negocios, el área central Antioqueña revela otro de sus graves problemas: el empleo informal. Si bien el desempleo bajó en los últimos años al 10,8%, las ramas de actividad que concentran el 50% de empleo son el comercio y servicios. Con un 60% de empleos particulares y cuentapropistas, usualmente las de mayor evasión fiscal y de trabajadores/as informales. El reporte de Medellín Cómo Vamos finaliza con un número duro de asimilar: el 43% de los trabajadores se emplea de manera informal, sin aportes ni derechos sociales.
Entre los desafíos de la gestión que analizamos, se busca construir para Medellín un Observatorio de Políticas Públicas con incidencia en las acciones gubernamentales y participación de la sociedad civil. 
Sería interesante saber si la gestión de Tagliaferro soportaría la interpelación y la auditoría constante de un órgano similar en sus mega proyectos: el Metrobus en el parque lineal, el Aeropuerto de Palomar con sus vuelos low cost, su conflicto de intereses y el cancelamiento permanentemente de sus vuelos, la refuncionalización del Área Central Morón o la denominada integración urbana del Barrio Carlos Gardel. 
No es sólo el fracaso de la planificación urbana, sino el problema no resuelto de integración urbana, su déficit de empleo e informalidad estructural, lo que nos alarma que se trate de importar desde esta conflictiva tierra colombiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...