lunes, 27 de noviembre de 2017

Macha: "Tenemos que Deconstruir el Sentido Común..."

Macha y Mattar durante la entrevista de Quinto Poder
(Morón, por Marcelo Mattar y Hernán Cardo) Quinto Poder Conurbano dialogó con la senadora bonaerense saliente y diputada nacional electa por Unidad Ciudadana, Mónica Macha. 
En esta primera parte de la entrevista; la referente política recorrió con una mirada crítica y descontracturada el blindaje mediático, el rol de las redes sociales como generadoras de opinión en las nuevas generaciones, la falta de cuadros técnicos políticos en el campo nacional y popular capaces de sintetizar las luchas de las mayorías, y la ardua tarea de los proyectos populares por deconstruir un sentido común cimentado a sangre y fuego en el exterminio de los pueblos originarios y el acallamiento de sus culturas ancentrales.
Aquí la primera parte de la nota (que podrán reproducir de manera completa haciendo click en el reproductor insertado al pie de página).

El Blindaje Mediático, los Medios Comunitarios y el Protagonismo de las Redes Sociales

Quinto Poder: Todos los que son medios de mucha relevancia y de mucha historia de por medio están en crisis: la discusión de la pauta oficial, la falta... de una voz opositora, ¿cómo lo están viviendo ustedes?
Mónica Macha: En principio, con un camino, con un recorrido que es sin medios. A nosotros no nos convocan. En general los espacios que sí tenemos posibilidad de difundir alguna cosa es con los medios comunitarios. Y tal vez, como hasta ahora estoy como presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión en el Senado (de la Provincia de Buenos Aires) hemos armado distintos proyecto con las redes que conforman los distintos medios comunitarios... Lo demás está como muy cercenado...
QP: ¿Y las redes sociales no suplen las tareas de los medios en este caso?
MM: En realidad, yo creo que las redes sociales... van como ampliando el espectro de llegada a las personas. Yo creo que hoy la gente pasa mucho tiempo en las redes sociales: mirando, escuchando, subiendo cosas: con lo cual creo que las redes sociales se están constituyendo en un espacio, en un ámbito que también construye también un sentido, que construye opiniones. Y por eso me parece que el «macrismo» tiene tanto puesto ahí, tanta mirada.
Y también me parece que es una comprensión, muy fuerte de esta época. Cosa que a nosotros, tal vez, todavía nos está costando.
Nos está costando no vencer la herramienta: porque eso sería hasta más operativo, más instrumentalista. Nos está costando poder entender cómo se construyen esos sentidos. O sea, no es sólo la herramienta, si no también la construcción política que vos podés hacer con esa herramienta...
QP: Digamos que hay una edad donde todavía se acostumbra a usar los medios tradicionales: la radio, la televisión, los diarios. Pero los adolescentes ven (por ejemplo) Netflix... ¿cómo llegar con el discurso, como llegar con la propuesta, con una idea a una generación que es muy amplia que ya no escuchan los medios tradicionales, que ya no ven los medios tradicionales?
MM: Por eso me parece que... ese corte de generación... da cuenta de una construcción de época, que la gente está muy sola. Está muy sola en las casas. Está muy sola, tal vez, comunicada con el mundo; pero no con otra persona. Entonces también ahí hay una pregunta: para la vida social, para la política, para la cultura...



La Militancia y la Reconstrucción del Proyecto Nacional y Popular

QP: Eso particularmente que decís, es como que implica un doble desafío para los espacios nacionales y populares como el que representás. Porque estás hablando de la soledad de la gente, y el militante político popular no está acostumbrado a militar para gente sola: está acostumbrado a militar para las masas, o a salir a caminar las calles...
MM: Sí. Eso también me parece como un tema super central. Para nosotros que militamos (es) la idea del partido, o el sindicato, instituciones, estructuras que se han ido tallando a lo largo de muchas décadas. Pero, si uno lo piensa en términos cuantitativos, somos una minoría muy minoría los que estamos organizados de ese modo. Entonces que ahí también hay que decir: por un lado, para poder pensar en como se reconstruye el Proyecto Nacional y Popular... hay varias cosas a tener en cuenta: El tiempo es una... 
No creo (de esto ya tenemos la experiencia) que cambie mucho en dos años, tampoco va a cambiar mucho en otros dos años. Hay que ver cómo van las cosas y demás, pero la reconstrucción de los liderazgos, de las referencias, de una referencia de mayoría eso implica un tiempo. Entonces también implica un tiempo para que la militancia lo pueda concebir... 
Tal vez mi generación (yo tengo 45 años) es una generación que empezamos a militar en la oposición; entonces te «comiste»... gran parte de tu recorrido en la oposición. Y yo vi a mis viejos ser siempre oposición... y siempre esperar alguna vez que un gobierno del pueblo y para el pueblo sea posible. Pero era más una utopía que una realidad. Entonces han tenido herramientas, han construido una cierta mirada sobre el tiempo... La paciencia que implica que esto también tiene que reconstruirse, Y esto va a llevar tiempo.
Entonces me parece que esa es una dimensión que para los pibes y las pibas, que son más jóvenes, que empezaron a militar con Néstor y Cristina, esto les está costando muchísimo... Es como un desconcierto... ¿cómo se reconstruye esto?
Y ahí entran a jugar esas experiencias previas, el conocimiento de nuestra propia historia, de la historia de nuestro país, recién pensábamos esto de Víctor Hugo (como siguen avanzando en esto de ir callando más voces críticas)... Yo no sé si esto en otro momento de la historia existió. 
Antes vos decías dictadura: todo el aparato de la dictadura, terrorismo de estado... Proscripción de Perón: el tipo se tuvo que ir... Ha tenido que ver con momentos que han sido hasta mucho más violentos en lo real. Violentos concretamente.

Las Realidades

QP: Si vos mirás el último mes y medio la pantalla de televisión; te das cuenta que es más una mirada desde la cárcel que de los 12 años de felicidad. ¿Cuáles son las 2 realidades, la que tuvimos el último mes y medio de gente que fue detenida en la prisión; o los 12 años donde pudiste cambiar el coche, donde pudiste ir al colegio, donde pudiste encontrarte con tu hermano para ir a la plaza? ¿Cuál es la verdad?
MM: Yo creo que las 2 realidades son verdades. Y que las 2 realidades, en todo caso, lo que también nos posibilita es ir reconstruyendo eso que pensamos y que vivimos. Porque es muy reciente, porque fue muy transformador. Porque avanzamos en un montón de cosas que ni nosotros estábamos preparados para semejante avance... 
Para mí lo que significa el kirchnerismo es la articulación de un montón de luchas de distintos colectivos que las venían llevando a cabo desde hace mucho tiempo, y el kirchnerismo logró desde la construcción de un proyecto político hacerle lugar a esos reclamos. 
Y pienso no solamente en un caso emblemático como Derechos Humanos; si no también pienso en todo lo que fue la política de diversidad sexual, con su legislación, con su política pública; pienso en lo que fue salud mental... con un montón de compañeros con los que hemos trabajado doce años muy fuerte por pensar la salud mental desde otra lógica (pensando en una salud mental inclusiva, con dispositivos nuevos... que para la Argentina... en términos masivos eran nuevos), y ahora... se genera una reglamentación que vuelve todo para atrás (que vuelve a una hegemonía médica, una hegemonía biologicista)...
Entonces digo: fuimos capaces de hacer todo aquello...
QP: ¿No lo vimos? ¿Estábamos tan bien qué decidimos no observarlo? ¿Los hechos de inseguridad mientras a mí no me toquen, a veces uno es muy egoísta en ese sentido, pongo alarma, pongo alguna reja, y a lo mejor no nos dimos cuenta de que esto estaba pasando al mismo tiempo que vivíamos bastante bien?
MM: Yo coincido. Porque nosotros íbamos viviendo nuestras vidas familiares mejor. 
Pienso en esos tiempos donde familias trabajadoras hacían paros o protestas por el impuesto a las ganancias, y al mismo tiempo también proyectando tomarse unas vacaciones..., pensando en esos momentos familiares que también son tan necesarios y hacen a una concepción de los derechos. 
Y ahora sin trabajo, con temor a perder el trabajo, con toda una legislación y una reforma laboral que lo que va hacer es que uno dé gracias por tener trabajo aunque tenga que trabajar 12 horas por día, no llegue a fin de mes..., (tenga) las vacaciones fraccionadas...: entonces las vacaciones como idea del descanso del laburante no está...
Todo eso que implica volver a poner una desigualdad de poder entre trabajador y empleador muy fuerte es siempre un discurso, y una construcción desde los corporativo.
Lo que creo es que todo lo que tuvimos de bueno, y todo lo que tuvimos de distribución de la riqueza implicó desde Nestor y desde Cristina, una definición de hacerle frente a esas múltiples corporaciones. Y eso no es gratis. No es gratis en la Argentina, no es gratis en la región. Y entonces el vuelto es este vuelto con furia, y con intento de destruirla a Cristina simbólicamente. Porque ya no la van a poder - como hicieron en el ´76 - secuestrar o matar como hicieron con tantos compañeros; pero sí pueden intentar - y es lo que hacen - una muerte simbólica. Entonces vos vas a seguir viviendo; pero lo que buscan es que te crucen en la calle y te defenestren...

La Orfandad de Nuevos Liderazgos

QP: Todo el mundo habla de ciclos. Estamos atravesando un período donde ya arriesgan que casi no hay alternativa en el '19. No estamos bien parados. Y... de este lado del mostrador no hay personas que sean carismáticas, que tenga ideas claras, que pueda representar a la oposición; ¿No te parece a vos que están faltando también ciertos dirigentes en esta nebulosa que puedan llegar a ser un digno participante en las elecciones del ´19?
MM: Yo creo que esa es una falencia que los proyectos populares tienen en general... En el caso del kirchnerismo, además, fueron liderazgos fundacionales; entonces creo que también cualquier otro, cualquier otra es siempre en menos...
Pero también si miramos, volviendo a la región: Evo (Morales), (Rafael) Correa, Lula... Yo creo que ese es un tema de América Latina; a diferencia si uno tiene una mirada de lo que pasa en Europa que tienen otro sistema de gobierno. Nosotros tenemos sistemas presidencialistas, donde el presidente o la presidenta tienen un lugar muy central. Además somo latinoamericanos con lo cual también ponemos en esa persona un montón de atributos que difícilmente eso se pueda delegar en otros y otras.
QP: No hay herencia...
MM: Es difícil construir un heredero o una heredera.
Por otro lado creo que una cuestión muy problemática para nuestros espacios políticos es la construcción de cuadros técnicos políticos. Ahí tenemos un problema gravísimo que venimos arrastrando...

La «Emocionalidad» de la Derecha

QP: A la vista está que Macri ha acertado en un montón de temas, ¿no es cierto?
MM: La derecha en eso siempre la tuvo más fácil...
QP: Durán Barba lo mismo. ¿Habrá que tomar determinados ejemplos que han utilizado ellos a manera de llegada, a manera de convencimiento de cierto electorado que se encontró con un tipo que habla sencillo, con un tipo que habla con pocas palabras y de esa forma pudieron derrumbar ciertos muros que incluso tenían del peronismo de años?
MM: Yo creo que ellos hay cosas que tocaron que fueron siempre por lo emocional, y que lo emocional es un aspecto que tenemos nosotros que tenerlo en cuenta...
Coincido... en que fueron más..., por pocas palabras, que por grandes argumentaciones, y en grandes análisis de la política, y de la historia. Tal vez quien escucha necesita que quien lo va a conducir, le pueda generar una esperanza... Hay en algún punto esta cuestión de «todo esto que tengo me lo gané yo solo: me compré el auto, me gané la casa, nadie me regaló nada». Pero por otro lado también «necesito que quien conduzca me haga sentir que me va a cuidar, que se puede tener esperanza en el futuro, que mis hijos van a estar bien». Y eso lo transmitieron sin mucha argumentación... No dijeron nada...
Creo que encontraron esa veta, la laburaron mucho. Creo que han incorporado de manera muy seria las ciencias sociales, las ciencias de la psicología, del psicoanálisis, la ciencia de la comunicación al servicio de una construcción política.
Nosotros en ese punto estamos más flojitos...

La Decostrucción del Sentido Común

QP: Volviendo a lo que decías antes: Pareciera que la derecha sí tiene cuadros técnico políticos a diferencia de las izquierdas y de la centro izquierda, y de los movimientos populares; porque parece que en el nicho donde nos movemos nosotros o sos un cuadro técnico, o sos un cuadro político... Y en el nicho que se mueven ellos, no: son cuadros técnicos y políticos... 
MM: Exactamente. Además hay otra cuestión...: ¿Dónde se forma un técnico político popular? Se forma en las universidades nacionales, en las universidades públicas. 
Porque si vos ves muchas de las universidades privadas donde ellos se forman - María Eugenia Vidal, (Ramiro) Tagliaferro, Marcos Peña son todos tipos que se formaron en universidades privadas - esas universidades ya tienen una construcción ideológica y política de formar a las élites que van a gobernar el país, una empresa, lo que sea. Están formando a los que van a conducir los procesos. Lo tienen muy claro.
Y después las organizaciones que ellos construyeron: CIPPEC, Poder Ciudadano, Grupo Sophia son todos ámbitos donde además de tener formación en una disciplina muy con esta mirada de mercado, con esa mirada individualista, con esa mirada elitista; después tiene que tener una construcción sobre la política pública... Entonces, logran articular esta posibilidad de construir teoría y política, proyecciones y discusiones teóricas aplicadas a la política pública.
Además de tener esos lugares... no tienen que dar batallas culturales. Porque la batalla cultural para nosotros es deconstruir el sentido común... porque nuestra sociedad está construida sobre un sentido común individualista...: «Mi abuelo que vino de España y trabajó tanto...» Y ese es el relato que un montón de argentinos y argentinas hacen de lo que tienen. Pero poco se habla de la Campaña del Desierto, poco se habla del Genocidio de los Pueblos Originarios. Cómo se constituyó la propiedad de la tierra en este país? Sobre un genocidio... Cortando toda una transmisión histórica cultural y quedándose con las tierras...
QP: Vos hablaste de un contexto latinoamericano, ¿vos creés que estamos en desventaja cultural con respecto a otros países latinoamericanos? Porque me hablás de una masacre, y no hubo una masacre de pueblos originarios más efectiva que la Argentina. Vos vas a otros países de la región y hay una mixtura... Como que el argentino piensa que desciende de los barcos. Como que no tenemos una raigambre cultural propiamente latinoamericana...
MM: Es cierto... Vos hablás de una cantidad de años donde esos pueblos fueron una y otra vez masacrados. Y los mismos pueblos que han sobrevivido, para sobrevivir, han hecho una cuestión de su propia cultura de mucho cuidado... de sus saberes ancestrales para no ser destruidos por el «Huinca»....
Eso de decir: «los argentinos descendemos de los barcos» es una construcción de sentido. Y es pensar en una construcción de país...
Toda la construcción de nuestra historia va en la línea de construir una identidad que para mí no es cierta y deconstruir eso, y poder posicionarte en otro lugar, significa que la batalla cultural es: Sobre el sentido común perforarlo y construir otro. Por lo menos dar la tensión en el relato de la propia historia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...